Preguntas Frecuentes que nos hacemos Papis&Mamis…


1- ¿POR QUÉ INFLUYE EL CALZADO EN EL DESARROLLO NATURAL DEL NIÑO?
El calzado tiene la misión de proteger el pie contra las irregularidades del terreno, los golpes, la suciedad, la humedad y el frío. En el caso de los niños su importancia todavía es mayor, ya que estos realizan una actividad física muy intensa (correr, saltar, jugar…), que además es un pie en crecimiento. Por eso el calzado puede influir en el desarrollo fisiológico del niño.
2- ¿CÓMO INFLUYE EN LA ETAPA DE APRENDIZAJE DE ANDAR?
Cuando el niño empieza a ponerse en pie y andar, inicia un aprendizaje con la sensibilidad táctil en relación con el suelo, y comienza una interrelación entre la talla corporal, el peso y la bóveda plantar necesaria para sus desplazamientos. Aquí se recomienda dejar los pies lo más libre posible para su desarrollo. Pero cuando se inicia la marcha es aconsejable que el zapato sea como un guante, con una suela flexible y una puntera que no sea dura, de piel o tejido suave, y sin plantillas interiores.
3- ¿Y DESPUÉS DE APRENDER A ANDAR?
Finalizada la etapa de aprendizaje la suela ha de ser flexible para poder movilizar las articulaciones tarso-metatarsianas, con un talón de contrafuerte sólido, y que no sobrepase la articulación del tobillo, con una puntera alta y con un leve refuerzo de protección contra los golpes.
4- ¿CUÁLES SON LAS PARTES A CONSIDERAR DEL ZAPATO?
El zapato está constituido por la suela, la parte de debajo del pie, y por la caña, que es toda la parte superior. La caña debe estar reforzada con un contrafuerte en el talón, un elemento de gran importancia en el niño, además del corte y la puntera.
5- ¿EN QUÉ NOS FIJAREMOS AL BUSCAR UN BUEN CALZADO INFANTIL?
La suela no debe ser de un material excesivamente rígido, para permitir la flexión de las articulaciones del pie. La distancia entre la punta del zapato y el origen del lazo o velcro de anclaje debe ser lo suficientemente larga para sujetar bien el pie, pero a la vez debe permitir la entrada y salida del pie con cierta facilidad. El tacón debe ocupar una cuarta parte de la horma, y la parte posterior de la pala no será menor de un tercio del largo de la horma.
6- ¿CÓMO ESCOGER EL NÚMERO DEL ZAPATO DEL NIÑO?
Primero, abrir bien el calzado. Hay que separar todo el velcro o desabrochar bien los cordones. Una vez está el pie dentro, colocar el talón en el fondo de la talonera. Y por último, comprobar que entre la puntera útil del zapato y el dedo más largo debe caber el grosor de un dedo.
7- ¿CÓMO FUNCIONA UN BUEN CALZADO INFANTIL?
Los niños deben utilizar un calzado fisiológico; es decir, el que permita una correcta deambulación y no impida el desarrollo del pie, ni la movilidad del tobillo. Para ello ha de respetar los cambios de volumen que experimenta el pie en la marcha, con la carga y descarga, y la movilidad de los dedos. Además, no debe obstaculizar la circulación arterial y venosa.
8- ¿Y CÓMO FUNCIONA EL PIE DEL NIÑO POR DENTRO?
El pie debe poder controlar el calzado cuando el antepié está apoyado en el suelo y el talón levantado. Para ello el contrafuerte del talón debe tener cierta rigidez. Así no dificultará poder girar el pie mientras el niño anda o corre, como sucede al llevar zuecos y chanclas.
9- ¿CÓMO PUEDO SABER SI EL ZAPATO SE AJUSTA BIEN A MI HIJO/A?
Cuando el niño tenga el calzado puesto, compruebe varios elementos para confirmar que los zapatos se ajustan adecuadamente. Presione la puntera para asegurar que tiene espacio suficiente para mover los dedos y permitir el crecimiento del pie. Compruebe si el ancho es correcto, o le aprietan por los laterales. La lengüeta y el anillo superior deben ser cómodos y no causar rozaduras. El talón del pie tiene que quedar sujeto y no bailar dentro del zapato. Por último, dígale al niño que camine y compruebe que se mueve y flexiona con facilidad. Pregúntele si le hacen daño, si le sujetan o se le caen, y si los siente confortables.
10- ¿CUÁNDO SE TIENE QUE CAMBIAR EL ZAPATO?
El calzado debe tener la medida correcta, de forma que no se ciña demasiado para así evitar que oprima al pie. Durante los dos primeros años se recomienda cambiar el calzado cada 3 meses, realizando al mismo tiempo revisiones periódicas.
11- ¿PUEDO PONERLE A MI HIJO/A LOS ZAPATOS QUE HE GUARDADO DE SU HERMANO/A MAYOR?
No hay dos niños con los pies iguales, ni siendo hermanos ni de la misma familia. Las medidas de ancho y largo, la biomecánica del movimiento del pie y el ritmo de crecimiento son siempre distintos, por lo que no es lógico ni conveniente que un niño que debe pasar por todas las fases de desarrollo utilice zapatos de segundo ‘pie’. El hermano mayor habrá desgastado las suelas, deteriorado las hormas, y lo que es más importante, habrá preformado el espacio interior y la plantilla a la forma de su propio pie, que no coincidirá para nada con la forma del pie del hermano menor. Calzar a un niño con zapatos ya usados puede ser un peligro para el desarrollo natural de sus pies. Unos zapatos nuevos ajustados a las necesidades del niño en cada etapa de su edad le permitirán mantener los pies sanos hasta que estén completamente formados.
12- ¿QUÉ PUEDE PASARLE A MI HIJO/A SI LE PONGO POR ERROR UN CALZADO INAPROPIADO?
Unos zapatos que no se ajusten a las características del pie de su hijo/a le provocarán, en primer lugar, incomodidad al andar. Ampollas, rozaduras, callos, durezas, juanetes, hongos, uñas rotas o deformadas, etc. los acompañarán. Si el uso de un calzado inapropiado es continuado acabará produciéndole heridas en los pies y daños en las articulaciones. Los apoyos forzados y las malas posturas para soportar el peso de todo el cuerpo pueden tener efectos nocivos de carácter permanente, que derivarán en secuelas crónicas durante la edad adulta.
13- ¿CÓMO PUEDO SABER SI MI HIJO TIENE LOS PIES PLANOS Y QUE DEBO HACER EN CASO DE QUE ASÍ SEA?
En caso de que exista una ausencia del arco normal de la planta del pie del niño, podemos decir que nos encontramos ante un caso de pies planos. Sin dicho arco, los niños caminan apoyando toda la planta del pie en el suelo cuando lo correcto es apoyar solamente la punta, el talón y el borde externo de los pies. Este problema suele darse de forma muy frecuente en los bebés; no se trata de un problema grave pero sí es uno de los más comunes. No será hasta los 2 ó 3 años de edad cuando realmente podremos saber si posee o no este problema, ya que hasta este momento no podremos notar el arco interno de sus pies.
El tratamiento para corregir este problema es muy sencillo: es necesaria la realización de ejercicios que favorezcan el fortalecimiento de la musculatura de la planta de los pies, como caminar de puntillas y de talones, caminar descalzo por la arena, realizar movimientos circulares con las puntas de los pies o intentar coger objetos. En caso de que el dolor que genera en el niño sea muy acentuado, lo ideal es acudir a un especialista en ortopedia infantil, donde además de ejercicios, se recomendará el uso de plantillas o calzados ortopédicos que disminuirán el dolor. Mientras el crecimiento del pie continúe, este problema tendrá solución, siendo la edad máxima a los 15 años.
14- ¿CUÁL ES EL MEJOR CALZADO PARA MI HIJO SI TIENE LOS PIES PLANOS?
Resulta fundamental considerar una serie de aspectos entre los 9 y los 14 meses de vida, momento en el que el niño comienza a andar. En este período se debe tener en cuenta que el calzado sea ligero y fabricado de un material poroso, que la suela sea plana, flexible y con adherencia, con unos laterales firmes y una punta cuadrangular en lugar de estrecha. Además, se aconseja que el tobillo esté libre y se cambie de zapatos antes de que sus dedos comiencen a hacer presión por delante. También es importante tener en cuenta que no se debe obligar a un bebé a caminar antes de tiempo, ya que esto puede suponer un gran esfuerzo para él y generar problemas.

Ir a tienda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR